Sculpture collection

Pieces

21 de abril y fruto (1974)

21 de abril y fruto (1974)

 A menudo se ha hablado de la escultura de Xavier Corberó como una obra de difícil clasificación, en la que sobresaldría el contraste entre el primitivismo formal y el refinamiento suntuoso de la resolución. El propio artista, que siempre ha definido el arte como "una armonía de contrastes", resuelve "21 de abril y fruto" con dos piezas de mármol de distintas tonalidades, que son, a la vez, dos formas diferentes: cilíndrica y esférica. Es más: como amigo personal de Salvador Dalí, es evidente que en su pasión por el contraste pervive cierta influencia del "método paranoico crítico" del artista de Cadaqués, basado en la obtención crítica y sistemática de asociaciones e interpretaciones delirantes. La estilización y depuración de Corberó cuenta, igualmente, con la sensualidad que proporciona un depurado pulido, con la que siempre contribuye a la incitación visual y táctil de sus acabadísimos objetos.