Sculpture collection

Pieces

Sin titulo (1988)

Sin titulo (1988)

La escultura de Rafael Mayo se presta a ser leída desde varios puntos de vista. Por un lado, como una metáfora acerca de cómo la forma se halla encerrada en el interior de la masa, a la espera de cobrar existencia (un argumento que se ha repetido a menudo en la historia de la escultura y que tiene una importante referencia visual en los inacabados esclavos de Miguel Angel de la Galería de la Academia). En este caso, además, la singularización está apoyada por la circunstancia de que el material con el que resuelve las manos sea el bronce. Por otro lado, como reflexión sobre el entierro de la figuración "sensu estrictu", muy generalizado a partir de la eclosión de las vanguardias, en el que algunos han querido ver una evidencia de la deshumanización del arte contemporáneo. Y en tercer y último lugar, como una alegoría de la opresión que unas poderosas estructuras sociales ejercen sobre el hombre actual, condenado a una masificación de la que a duras penas consigue escapar para reafirmar su condición de individuo.