Sculpture collection

Pieces

Argos VII (1991)

Argos VII (1991)

Toda la obra de Gabino, si exceptuamos sus comienzos figurativos, está íntimamente relacionada con la producción tecnológica de nuestro presente y posee, a la vez, mucho de evocación del espacio cósmico. Su superposición de distintos planos crea un ritmo espacial que, en muchas ocasiones, parece tener su origen en un centro rotativo que hace las veces de núcleo germinal. Tal es el caso de su "Argos VII", que guarda una estrecha relación con su serie de las estelas, en cuanto a lo que esta figura posee de relación con el infinito y en cuanto a lo que encierra de envoltura hermética. Pero sus hoquedades (que tan a menudo poseen un referente natural como cráteres o boquetes de la naturaleza), tienen aquí una clarísima referencia simbólica. Durante un tiempo, en efecto, Amadeo Gabino realizó un conjunto de esculturas relacionadas con la Mitología (Polifemo, Helios, Marte, Venus, Saturno,...), en las que se quiso ver la nostalgia del artista por una nueva Edad de Oro, la añoranza de un pasado mítico y fabuloso, desde el presente de nuestra era, presidida por el apogeo de lo científico.