Sculpture collection

Pieces

Máscara (1926)

Máscara (1926)

En 1924, el mismo año de su participación en la Bienal de Venecia, Macho recibe la solicitud de acometer un monumento en San Juan Puerto de Rico en memoria de Eugenio María de Hostos (1839-1903), que había sido una figura clave en la génesis de los procesos independentistas de Cuba y Puerto Rico, amén de comprometerse en muchas otras causas en diversos países hispanoamericanos, como la promoción del primer ferrocarril andino. Victorio Macho terminó el monumento en 1926, una obra en bronce en la que el busto de este prócer se veía acompañado por dos figuras femeninas que, simbolizando la Patria y la Sociología, entrelazaban sus manos. Esta máscara, fiel reproducción de la que se conserva en la Fundación Victorio Macho de Toledo, corresponde a la faz de la estatua de la Patria. Y en ella, apegado a sus preocupaciones por vincular la modernidad con una tradición sepultada por demasiadas excrecencias, el escultor homenajea la morfología que los artistas griegos confirieron a las figuras de las korai (muchachas) en el período previo a la eclosión del clasicismo. Como en algunas de aquellas representaciones arcaicas del siglo VI antes de Cristo, en las que ya se apuntaban pequeños elementos naturalistas (el gesto serio de sus labios rompía con la sonrisa estereotipada de momentos anteriores), Macho se coloca aquí en una encrucijada desde la que poder poner en entredicho la mediocridad del realismo académico que a su alrededor causaba auténticos estragos.