Sculpture collection

Pieces

Testa (1989)

Testa (1989)

En las instalaciones que Miquel Navarro hacía de ciudades mentales e ideales, la horizontalidad generalizada era rota por unas altas edificaciones que, amén de su impronta jerárquica, poseían un carácter más acentuado que las restantes piezas de lo totémico. Esas torres, verdaderos guerreros controladores de aquel orden urbanístico, finalmente se individualizaron, como en el caso de "Testa", y afrontaron el reto de una mayor síntesis, al tener que concentrar Navarro todo su universo en una sola pieza. Cuando, además, la escultura estaba destinada a cumplir una función de indicador urbano, por su presencia en un espacio abierto, a la mezcla irónica de su legado visual (los constructivistas, Julio González, De Chirico, etc), el artista tuvo que sumar la aproxima-ción al tratamiento histórico de la tradición escultórica, donde Grecia y Roma se convertían en el referente obligado. "Testa" (en cuanto totem y, por tanto, columna de significados del arte primitivo) es un símbolo de autoridad, con algo de depósito o contenedor, como muchas de las piezas individuales de Navarro, que está íntimamente ligado a aquellos poderosos rascacielos de sus urbes. Por otro lado, no deja de recordar la "Cabeza mecánica " de Haussmann.