Sculpture collection

Pieces

Día y Noche

Día y Noche

Las dos piezas, de tres metros de altura y más de dos mil kilos de peso cada una, son grandes reproducciones en bronce de la cabeza de una niña. En la obra Día la niña aparece con los ojos abiertos y dirige a los espectadores una mirada atenta y despierta, mientras que en Noche la pequeña, con los ojos cerrados, duerme plácidamente. De esto modo, el conjunto escultórico representa alegóricamente el día y la noche, reflejando los ritmos y tiempos de una estación ferroviaria. Las cabezas se han elaborado partiendo de moldes de escayola en tamaño real, tras el montaje de las distintas piezas de gran tamaño que las componen, obtenidas en el proceso de fundición por medio de un sistema de transferencia. La ubicación de las esculturas, instaladas sobre sendas peanas situadas en la zona de llegadas de Madrid Puerta de Atocha, ha sido acordada con el autor para quien este espacio de paso, en apariencia frío, presenta un contraste perfecto con las Cabezas. El conjunto Día y Noche se convierte de este modo en la primera obra escultórica de carácter monumental de Antonio López que se instala en un espacio público.