Valladolid

La ciudad desde la estación

Enlaces de interés



La ciudad

En la confluencia de los ríos Pisuerga y Esgueva, Valladolid es una ciudad que acoge al viajero desde su dimensión histórica. En Valladolid se desposaron los Reyes Católicos, aquí falleció Cristóbal Colón. Valladolid, dos veces capital del reino, conserva las mejores obras de arte del Renacimiento español.

 

Foto de la Plaza de la Rinconada  (www.provinciadevalladolid.com)


Foto de la ciudad


Sin duda, la Plaza Mayor es el centro neurálgico de la ciudad, un espacio en el que concurren catorce calles o travesías. Esta plaza, típicamente renacentista, consagró el modelo de espacio abierto que dio origen a las posteriores plazas mayores barrocas. Fue construida por mandato de Felipe II tras el incendio que asoló la ciudad en 1561. En la parte posterior del Ayuntamiento proliferan mesones y restaurantes siendo una zona interesante para el tapeo. Frente al ayuntamiento se alza majestuoso el Teatro Zorrilla. Hacia la cara sur de la plaza se abren calles comerciales en su mayoría peatonales como la de Teresa Gil, Duque de la Victoria o la de Santiago en la que se pueden ver iglesias y conventos que prestan una fisonomía especial a la ciudad.

 

Foto del Ayuntamiento de Valladolid  (www.provinciadevalladolid.com)


Foto de la ciudad


Uno de los lugares de indudable valor es la Catedral, una obra de estilo herreriano inconclusa, que posee un interesante museo catedralicio. Separada por unas pocas decenas de metros se encuentra la Universidad, de estilo barroco, construida en el siglo XVIII.

Posee Valladolid otros muchos edificios testigos de su esplendoroso pasado, tal es el caso del Museo de Escultura o el Colegio de Santa Cruz, un edificio del siglo XV de estilo renacentista. Es en la actualidad la sede del Rectorado; la Iglesia de San Benito, una construcción espectacular con aspecto de fortaleza con trazas góticas en su construcción, o el Palacio Real construido en el siglo XVI y que fue adquirido por Felipe III como residencia real. Aquí se alojaron personalidades tan destacadas como Carlos V, Felipe II o Santa Teresa de Jesús. Otra iglesia a destacar, con su fachada gótica isabelina, es la Iglesia de San Pablo, una de las más emblemáticas de la ciudad. Se abre a la plaza del mismo nombre, sin duda uno de los mejores ejemplos de plaza plateresca que pueden verse en España. Su construcción data del siglo XV aunque se culminó en el XVII.

 

Foto de la iglesia de Nuestra Señora de la Antigua. Esta iglesia destaca por conservar restos románicos como la torre y el claustro norte.   (www.turismodevalladolid.com)


Foto de la ciudad




Una ciudad con vocación cosmopolita

Además de los lugares reseñados, Valladolid ofrece al visitante otros enclaves diseminados por la ciudad de gran atractivo: la Plaza España, que se ha convertido en símbolo de la ciudad; el Puente Colgante, uno de los primeros que comunicó las dos orillas del río, de construcción inglesa y totalmente de hierro; el Campo Grande, un gran parque situado en el corazón de la ciudad; la Casa Colón, levantada en el solar donde murió Colón tras el regreso de su cuarto viaje a América el 20 de mayo de 1506; o el Museo de la Ciencia, dedicado a la divulgación científica y llamado a ser un referente en toda la comunidad.

 

Foto de la Plaza de Colón     (www.turismodevalladolid.com)


Foto de la ciudad