Madrid

La ciudad desde la estación

Enlaces de interés



La ciudad

Madrid rezuma atmósfera cosmopolita por todos sus costados. Su fama de ciudad hospitalaria está plenamente justificada: en ella nadie es extraño. Pese a sus dimensiones, se muestra como una urbe humana gracias al calor de sus gentes. Una visita pasa, necesariamente, por visitar determinados enclaves que acaparan el mayor interés monumental o artístico; sin embargo, callejear por sus barrios, departir con sus gentes y tapear por alguno de sus muchos establecimientos es, la mejor manera de conocerla.

La ciudad cuenta con un vasto legado cultural y una gran profusión de lugares de indudable interés. Zonas como el Madrid de los Austrias o el del Siglo de Oro o el Madrid Moderno son áreas que requieren una imprescindible visita.

 

Foto del parque del Buen Retiro, uno de los parques más emblemáticos de la ciudad de Madrid (www.esmadrid.com)


Foto de la ciudad


El Madrid de los Austrias, también conocido como el Madrid Viejo, es una de las zonas más auténticas de la capital española. Entre los lugares y monumentos de interés destaca la Puerta del Sol, uno de los lugares más conocidos de Madrid que muchos no han dudado en calificar como el corazón de la ciudad. Aquí se encuentra la Casa de Correos, actual sede del gobierno de la Comunidad Autónoma de Madrid, y el emblema de la ciudad: el monumento al Oso y el Madroño.



Un recorrido por el viejo Madrid

Otro de los sitios que merecen especial mención en el Madrid Viejo es la Plaza Mayor, Se trata del antiguo enclave del mercado del Arrabal. Rodeada de estrechas callejuelas y arcos, conserva todavía edificios que llevan nombres de oficios o comerciantes, como la casa de la Carnicería o de la Panadería. Su construcción se remonta al año 1619. Cerca se encuentra la Plaza de la Villa, la iglesia de San Miguel, de estilo barroco italiano; la iglesia de San Pedro, que cuenta con una torre mudéjar, y que es una de las más antigua de Madrid, o la iglesia de San Andrés, ubicada en la plaza del mismo nombre.

Si se realiza una ruta con calma por esta zona madrileña, no hay de olvidar también la Plaza de Santa Cruz, donde se ubica el palacio del Ministerio de Asuntos Exteriores; el Viaducto, en la calle Segovia; el Palacio Real, uno de los monumentos más bellos de Madrid; la Plaza de Oriente; el Convento de la Encarnación; el Teatro Real; la Catedral de la Almudena o la iglesia de San Isidro, donde se encuentran los restos del santo, patrón de Madrid.

 

Foto del Palacio Real de Madrid  (www.esmadrid.com)


Foto de la ciudad




El siglo de Oro

En la zona, comprendida entre el paseo del Prado, calle de Atocha y calle del Prado pasaron parte de su vida Lope de Vega, Góngora, Calderón del Barca, Tirso de Molina, Quevedo o incluso Miguel de Cervantes. Por esta zona añeja salen al paso la Plaza de Santa Ana, recogida y tranquila; el Ateneo, en el que se reunían los intelectuales liberales del siglo XIX; el Congreso de los Diputados, en la carrera de San Jerónimo; el Teatro de la Comedia; la Real Academia de la Historia; el Convento de las Trinitarias o la Parroquia de San Sebastián.

 

Foto del Museo del Prado de Madrid, una de las mejores pinacotecas del mundo (www.esmadrid.com)


Foto de la ciudad


También, aunque un poco alejado de esta zona, existe un enclave característico del tipismo madrileño: el barrio de Lavapiés. En él se puede observar la arquitectura más popular y característica del pueblo llano madrileño. Mención aparte merece El Rastro, el famoso mercado madrileño que se ubica muy cerca a la plaza de Tirso de Molina. El carácter señorial de Madrid se deja ver por el área del Paseo del Prado, una de las principales arterias de la ciudad. Aquí se concentra, posiblemente, el mayor número de monumentos, edificios suntusosos y museos de la ciudad. Entre estos últimos hay que destacar el Museo del Prado, el más importante de la ciudad y el más solicitado por los visitantes, ya que su edificio neoclásico alberga obras pictóricas universales. Pero también hay que destacar el Museo Nacional de Arte Reina Sofía y el Museo Thyssen. También en este paseo encontramos el Jardín Botánico, la Plaza de la Lealtad o la famosa Plaza Cibeles con el célebre monumento a la diosa. A esta plaza se asoman edificios tan significativos como el del Banco de España o el Palacio de Comunicaciones, sede actual del Ayuntamiento de Madrid.



Madrid Moderno

Otras zonas y barrios que contribuyen a dar ese carácter de gran urbe a Madrid es el llamado Madrid Moderno que comprende avenidas, plazas o edificios como la Gran Via, la Plaza del Dos de Mayo, Plaza de Callao o la opulenta Plaza de España. No muy lejos, y siguiendo por la calle de Alcalá, se desemboca en la plaza de la Independencia, conocida por acoger la Puerta de Alcalá, construida en el 1778. Frente a ella, el Parque del Retiro, que con sus más de 120 hectáreas de superficie y miles de árboles, supone uno de los principales pulmones de Madrid. En la plaza de Colón se sitúan los Jardines del Descubrimiento o la Biblioteca Nacional.

 

Foto de uno de los edificios más singulares de la Gran Vía madrileña, el edificio Metrópolis 1907-1910 (www.esmadrid.com)


Foto de la ciudad