Albacete

La ciudad desde la estación

Enlaces de interés



La ciudad



La ciudad

Sin duda alguna Albacete es una de las ciudades más desconocidas de España, aunque actualmente es la ciudad con mayor número de habitantes de toda Castilla-La Mancha  y una de las veinte aglomeraciones más populosas del país.

Su ubicación geográfica, es una de sus principales ventajas, ya que le ha permitido ser el punto de unión entre grandes ciudades como es el caso entre Madrid y Valencia, Alicante o Murcia, mediante la red ferroviaria o las carreteras, influyendo en la disposición abierta y en el carácter acogedor de sus gentes.

En las primeras décadas del siglo pasado se realizaron importantes reformas urbanísticas y se construyeron hermosos edificios que adornan sus calles principales. El antiguo núcleo rural se convirtió en una ciudad moderna, de cuidado aspecto urbano. El sector comercial tuvo entonces un gran desarrollo, haciendo de Albacete el lugar central de primer orden en el sistema urbano nacional que todavía es hoy.

 

Foto de la Escuela de Artes de Albacete  (www.albaceteturistico.es)


Foto de la ciudad




¿Qué visitar en Albacete?

No hay que perderse el barrio de Carretas, ya que supuso el primer asentamiento musulmán y que Albacete recibe su nombre, gracias al nombre original de este pequeño grupo. A partir de ahí, es recomendable entrar en sus restaurantes típicos para ir descendiendo por la siempre calle Mayor hasta la Posada del Rosario, a la que sirve de acceso la puerta restaurada de la Casa de los Picos; subir a la espléndida plaza de Villacerrada, cuya uniformidad postmoderna sustituyó el compacto caserío de su núcleo histórico, todavía visible en la cercana Casa de Perona, en el Centro Cultural de la Asunción y en la Catedral, de sorprendente interior.

Una vez aquí, es muy recomendable visitar el Museo de la Cuchillería, que supone un icono de la ciudade, no solo por el emblemático edificio singular, sino también por la enorme colección de navajas y cuchillos tan típicos de la localidad. No olvide comprar alguna de recuerdo.

El Museo Municipal, el Gran Hotel, el Colegio Notarial, las Casas de Cabot, de Legorburo, el Pasaje de Lodares, la Cámara de Comercio... etcétera, harán que la visita a Albacete se convierta en una experiencia totalmente inolvidable.

 

Foto de la Casa de Perona  (www.albaceteturistico.es)


Foto de la ciudad




Gastronomía manchega

No hay que olvidarse que Albacte es parte de la Comunidad de Castilla La mancha, lo que se resume en cuestión de gastronomía en numerosas carnes, una buena oferta de pescados del Mediterráneo próximo, hortalizas y verduras, y magníficas frutas, que hacen las delicias de todos los paladares. Como las otras provincias manchegas, la cocina albaceteña cuenta con la carne entre sus principales ingredientes. La carne de caza puede prepararse de más de treinta formas distintas: a la cazadora, a la colirón, a lo Duque, con col, en escabeche, etc. Hay una gran variedad de guisos para preparar liebre, perdiz, conejo... con los intensos y variados aromas del campo.

En lo referente a postres y vinos, la oferta repostera de Albacete también es muy variopinta, destacando los dulces elaborados en monasterios, como las tradicionales flores manchegas, los suspiros, los conocidos Miguelitos de la Roda, las natillas pestiñadas o los bollos de mosto.

En la provincia pueden encontrarse las Denominaciones de Origen La Mancha, Almansa, y recientemente la otorgada a los vinos de pago Finca de Elez. A parte de estos excelentes caldos, no debe marcharse de la región sin haber probado la cuerva, bebida típica albaceteña, compuesta de agua, azúcar, limón y vino.

 

Foto: denominaciones de origen vinos albaceteños  (www.albaceteturistico.es)


Foto de la ciudad