Barcelona

La ciudad desde la estación

Enlaces de interés



La ciudad



Barcelona, la musa de Gaudí

 Barcelona, cosmopolita y moderna, proyectada al siglo XXI, conserva con orgullo todo su bagaje cultural que abarca desde la época romana hasta la arquitectura más moderna.

Casi como un acto iniciático, el encuentro con Barcelona puede comenzar en Casa Milá (La Pedrera), la más atrevida de las casas diseñadas por Gaudí, el arquitecto catalán más universal. En el número 92 del Paseo de Gracia, la fachada ondulada, como si de una ola de piedra se tratara, y el tejado de chimeneas con apariencia de guerreros cubiertos por yelmos, impresiona por su belleza y su aire de ensueño. Construida entre 1906 y 1910, en la actualidad alberga la Fundació Caixa de Catalunya, que la mantiene abierta al visitante. En 1984 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Desde allí, cruzando la Diagonal, la gran avenida que discurre desde Pedralbes hasta el mar, en la esquina con las calles Roselló y Bruc se puede hacer una parada en otro edificio emblemático, la Casa Terrados o Casa de Les Punxes. El nombre le viene de las agudas puntas que, a la manera de tejados góticos, coronan las seis fachadas de ladrillo. Y muy cerca, en la manzana o Illa de la Discordia, situada entre el Paseo de Gracia, la rambla de Cataluña y la callé Aragó, se encuentran cuatro de las más afamadas casas modernistas: La Casa Amatller, la Casa Ramón Mulleras, la Casa LleóMoreray el Museo del Perfume.


Foto de la ciudad




La Sagrada Familia o la pasión de Gaudí

 La línea 5 del metro lleva directamente al Templo inacabado de la Sagrada Familia, obra cumbre de Gaudí. En 1883, a la edad de 31 años, el maestro recibió el encargo de continuar las obras del templo Expiatorio de la Sagrada Familia que había abandonado Francesc de Paula Villar. Gaudí modificó completamente el proyecto (menos la cripta ya construida) y transmitió en esta obra toda la síntesis de sus influencias académicas, orientales, medievales y sus creencias filosóficas y religiosas. Gaudí sólo llegó a ver construida una de las torres. En la actualidad se levantan ocho torres, las correspondientes a las fachadas del Nacimiento y de la Pasión.

 

Foto de las Torres de la Ságrada Familia de Gaudí  (www.barcelonaturisme.com)


Foto de la ciudad




El colorido de Las Ramblas

 El paso del tiempo y de las diferentes culturas se conocen en Barcelona paseando por sus calles y los entrañables rincones de sus plazas. En el mismo centro de la ciudad hay callejuelas que aún conservan el encanto de tiempos antiguos como la calle del Call, la calle de Paradís o plazoletas como las de Sant Just, Sant Felip Neri, la plaza del Pi y la avenida más transitada, Las Ramblas, lugar de encuentro de gente de todas las nacionalidades y calle de manifestaciones artísticas, famosa también por sus puestos de flores. Al final de Las Ramblas, en el Portal de la Pau se erige el espectacular Monumento a Colón.

 No muy lejos de allí, situada en el corazón del barrio Gótico, destaca la Catedral, magnífico edificio gótico del s. XIV, con fachada y aguja central del s. XIX. La primitiva catedral de Barcelona existía ya cuando en el 559 se celebró el Concilio de Barcelona. Estuvo consagrada a la Santa Cruz, pero fue destruída por el caudillo árabe Almanzor en el 985.
En 1298, hace ahora 710 años, se iniciaron las obras de la actual catedral gótica al haberse quedado insuficiente la anterior, construida por Ramón Berenguer el Viejo. En 1519 Carlos I reunió aquí a la Orden del Toisón de Oro .Todavía en las sillas del coro pueden verse los escudos de los caballeros que participaron , incluido el del emperador. La Catedral cuenta con tres naves y 28 capillas laterales. La fachada se terminó en 1.888 y el cimborio en 1.909.

 

Foto de la catedral (www.barcelonaturisme.com)


Foto de la ciudad


 La visita a Barcelona no estará completa si no se incluye un paseo por el Parque Güell. Este inmenso jardín situado en laparte superior de la ciudad fue diseñado también por Antonio Gaudí. El punto central del parque lo constituye una inmensa plaza vacía cuyo borde, recubierto de cientos de pequeñas piezas de cerámica y cristal, sirve de banco y ondula como una serpiente de ciento cincuenta metros de longitud. Fue realizado por un estrecho colaborador de Gaudí, Joan María Pujol. No hay que dejar de contemplar la belleza y originalidad de La Sala de las Cien Columnas, de las que sólo llegaron a construirse 84. Una escultura de salamandra se ha convertido en el emblema del jardín. Representa la salamandra alquímica, que simboliza el elemento fuego. El 1984, la UNESCO declaró el Parque Güell Patrimonio de la Humanidad.

 El broche de esta visita urgente a Barcelona podría ser el Museo Picasso. Es el más visitado por gentes de todo el mundo. Se inauguró en 1963 con obras donadas por Jaime Sabartes, gran amigo del pintor. Las obras están agrupadas en cuadros, dibujos, grabados y cerámica. Destaca la serie de Las Meninas, que el pintor desarrolló para estudiar y homenajear la obra de Velázquez.

 

Foto del Parque Güell  (www.barcelonaturisme.com)


Foto de la ciudad