Colección de esculturas

Obras

Comunicaciones (1990)

Comunicaciones (1990)

Machú Harras se caracteriza por su trabajo del espacio, la imagen y el volumen; destacando sus obras por un extraño equilibrio, un equilibrio erótico en su dependencia de lo cóncavo y lo convexo. En su obra escultórica busca sensaciones a través de un ambiente, una luz, un sonido; efectuando una afortunada variación de lo natural que dispone en un nuevo orden. La esencia de su arte es el montaje, la obra efímera en la que la artista intenta modelar la Tierra, la Ciudad, la Vida, agregando un equilibrio distinto al de la aparente natural disposición de las cosas. Las dos obras de Machú que posee Renfe, pese a su aparente diferencia ("Cepa" parece una escultura más al uso, mientras que "Comunicaciones" nos hace pensar en una instalación), poseen muchos elementos en común. En primer lugar, la búsqueda de un nuevo orden natural a partir de la disposición de los materiales de los que la artista se ha valido, como si pretendiera modelarlos para recuperar un equilibrio perdido en la convivencia con nuestro entorno.