Colección de esculturas

Obras

Sense retorn núm. 2 (1986)

Sense retorn núm. 2 (1986)

En 1986 encaró su primera obra realmente ambiciosa: la escultura monumental que el Ayuntamiento de Barcelona le encargó para su Via Julia y que él dedicó a "los nous catalans", los emigrantes. Ese mismo año realizó en su taller de Mataró unas excelentes piezas en acero, como "Sense retorn núm. 2". El título es un verso de Dylan Thomas, recurso que revela esa pasión por la metáfora que impregna de vida propia a sus objetos. "La geometría", escribió, "es un pretexto para construir. Su empleo nunca debe ser literal, se ha de utilizar en un sentido metafórico". Esta diferencia, pese a las conexiones con alguna de sus propuestas, lo ha mantenido al margen del minimalismo o el purismo geométrico exacerbados.Sus piezas mantienen algún nexo con el minimalismo y el constructivismo (incluso se ha dicho que es un "constructivista orgánico"), pero el legado de algunos de sus escultores más admirados -Julio González, Brancusi, Richard Serra u Oteiza, con sus "cajas"- contrarresta el grado formal de depuración que encontramos a primera vista. Trabajando fundamentalmente a partir del plano y sus intersecciones, ha conseguido dotar a sus obras de una potencia y de una pureza formal que, sin embargo, no han mermado la emoción del objeto.