Colección de esculturas

Obras

Sin título (1979)

Sin título (1979)

El muralismo geométrico español tuvo bastante desarrollo desde finales de los años sesenta y en buena parte de él, como en esta obra de Bono, se recurrió a los azulejos de cerámica para su elaboración. Conscientemente en unos casos, y por moda en otros, esta vertiente artística se hacía eco de los presupuestos del arte objetivo que algunos reclamaban para hacer frente a un subjetivismo "basado en impulsos predominantemente intuitivos". Esta clase de muralismo coordinaba el proceso artístico con lo industrial, no sólo en la elección de los materiales, sino en la de las formas. En esa búsqueda de la elementariedad, el mural cumplía la función democratizadora de sensibilizar a un alto número de espectadores mediante una estética que, en su "asepsia" y en su alusión a materiales comunes en la contemporaneidad (aquí la cerámica vidriada), pudiese encontrar un amplio consenso del gusto..