Colección de esculturas

Obras

Sin título (1979)

Sin título (1979)

Pertenece este friso al periodo, que comienza en 1965, de lo que Josep María Subirachs ha denominado como "nueva figuración", en la que después de un tiempo de adscripción a la abstracción, el escultor se reencontró con el lenguaje formal del clasicismo para hacer de él una lectura contemporánea. Hay tres elementos muy significativos de su quehacer de los últimos años que están presentes en esta obra: la multiplicidad de formas (manifiesta, aunque luego percibamos su individualización, en la repetición de las ruedas), la oposición lleno-vacío (que acentúa en la división entre cada dos bloques y en el propio juego de volúmenes del relieve) y la apelación, de reminiscencias barrocas, a la curva y la contracurva (para la que se vale en esta ocasión de ese juego de formas circulares de más altorrelieve, unas cerradas y otras partidas, que recuerdan algunos detalles del Monumento a las Olimpiadas que levantó en México D.F. en 1968).